La Ciencia del Amor, Parte 2

Estamos en el mes del Amor y de la Amistad y el 14 de febrero en muchos países (incluyendo México) celebramos el día de San Valentín. Es un día donde se honra y se hacen ofrendas en honor a la amistad, las parejas y sobre todo al amor. Aunque últimamente, el amor ha dejado de ser exclusivo de los poetas, músicos, artistas, enamorados y ha pasado a ser un tema a investigar por los científicos.

Desde la aparición de los electroencefalogramas, las resonancias magnéticas y las mediciones biológicas de saliva y sangre, los científicos han podido analizar más objetivamente este proceso neurofiológico complejo, tanto en hombres como en mujeres.

A continuación te compartimos algunos datos curiosos que la Ciencia del Amor ha descubierto:

El Amor Pasional o Enamoramiento

Según el Dr. Leonardo Palacios en una entrevista realizada para el periódico Semana de Colombia, comenta que durante la etapa del Amor Pasional o Enamoramiento, las personas no actúan mentalmente bien, por ejemplo; una persona enamorada piensa todo el tiempo en el ser amado, cuando esta en vigilia puede pasar hasta un 75% pensando en la persona que ama, se equivoca en las tareas y cuando se piensa en la persona que ama se le acelera el corazón y puede sentir “mariposas en el estomago”, le tiemblan las manos y le cambia absolutamente todo, dice el investigador.

Ademas comenta el Dr. Palacios, que la Dopimina (es un neurotransmisor relacionado con el placer, sensaciones de bienestar y experiencias alegres), cuando uno se esta enamorado, esta hormona comienza a segregarse más de lo habitual.

En una investigación realizada por Lucy Brown & Hellen Fisher (2005) donde metieron las cabezas de 17 personas de diferente genero (masculino y femenino) en un aparato llamado Resonancia Magnética Funcional y que argumentaban estar recientemente enamoradas. A estas personas les mostraron 2500 imágenes, que combinaban imágenes del ser amado con imágenes de rostros neutrales, y siempre que le mostraban la imagen del ser amado aparecía una activación en el cerebro en un área que se llama Núcleo Caudado y el As Ventral Tegmental (áreas directamente vinculadas con la dopamina).

La conclusión de dicha investigación es que cuando ocurre el enamoramiento, de ninguna manera los enamorados van actuar de manera normal. 

Genética 

La Antropologa Hellen Fisher en su libro titulado ¿Por qué amamos?, nos comenta que el neurologo Tom Insel y sus colegas descubrieron que el ratón de pradera (microtus orchrogaster) tienen un fragmento de ADN extra en el gen que controla la distribución de los receptores de vasopresina en el cerebro, un fragmento de ADN que no está presente en sus promiscuo y asociales vecinos, los ratones de montaña (microtus montanus).

Resulta que estos científicos tomaron esta pequeña porción de ADN de los ratones de pradera y la insertaron en algunos roedores macho sumamente promiscuos. Como cabía esperar, estos ratones comenzaron a establecer relaciones monógamas con unas hembras determinadas.

Los humanos tienen un gen similar que codifica las actividades de la vasopresina. Y algunos, aunque no todos, son portadores de este mismo fragmento extra de ADN en este gen. Según la investigadora, aún no saben porque algunas personas tienen ese fragmento extra y otras no, sin embargo, explica que algún día conoceremos exactamente cuál es la función de esta región genética y por qué unas personas la tienen y otras no . Por el momento, lo que podemos decir es que hace mucho tiempo, la humanidad debió de necesitar emparejarse para criar a sus pequeños, ya que en nuestro ADN existe al menos un gen que codifica las conductas monógamas.

La Bioquímica del Amor

En una publicación en la pagina web de la revista Muy Interesante, titulado “La Bioquímica del Amor“,  menciona algunos descubrimientos sorprendentes  relacionados con los procesos neurofisiológicos en la etapa del enamoramiento:

  • Cuando nos enamoramos liberamos dopamina, un mensajero químico relacionado con el placer.
  • La oxitocina se ha llamado “la hormona del amor”. Se libera en grandes cantidades cuando tenemos un orgasmo, además, nos incita a tener relaciones monógamas y a la fidelidad. Esta hormona no solo está relacionada con el amor de pareja: también tiene un papel muy importante en la lactancia, provoca contracciones durante el parto, nos incita a ser generosos y nos ayuda a reducir el estrés.
  • Según los últimos estudios, cuando nos enamoramos se modifica la actividad de más de 10 regiones diferentes de nuestro cerebro.
  • Según los estudios científicos, cuando nos sentimos atraídos o enamorados de alguien sentimos una sensación de euforia similar a la que produce el consumo de drogas. Esto se debe a que liberamos hormonas relacionadas con los sistemas de recompensa y con los circuitos del placer.
  • La noradrenalina tiene mucho que ver con la sensación de euforia que sentimos al estar enamorados, y también es responsable del rubor y de la sudoración en las manos cuando estamos en presencia de la persona amada.
  • Algunos estudios recientes revelan que nos sentimos más atraídos hacia personas que tienen un complejo de histocompatibiblidad mayor, o CHM (un conjunto de genes relacionados con el sistema inmunológico), diferente al nuestro.
  • Un estudio demostró que la supresión de la vasopresina en ratones hacía que los machos se “lanzasen” a buscar nuevas hembras. La oxitocina también está relacionada con la monogamia.
  • Cuando sentimos deseo sexual, se activan dos regiones muy relacionadas con los impulsos más primitivos del ser humano: el hipotálamo y la amígdala.

Conclusión

En este artículo se ha podido comprobar que:

  • Las personas enamoradas no se comportan de manera normal.
  • La Dopamina (alegría, placer) y la Oxitocina (relacionada con el apego, orgasmo, la lactancia) son hormonas que se segregan cuando se están enamorados.
  • Cuando se esta enamorado hay cambios fisiológicos en diversas regiones cerebrales.
  • Cuando se esta enamorado se activan los circuitos de recompensa y de placer en el área cerebral, es como si estuviéramos drogados.
  • Hay personas que cuenta con un gen extra que afecta a la vosopresina, las personas que “con el gen extra” tienden a ser monógamos y los que no, a ser más promiscuos.

Definitivamente el enamoramiento es un proceso complejo y pesar del avance tecnológico en aparatos no intrusivos, todavía los científicos no logran comprender del todo esta etapa y sus diferentes reacciones en el cuerpo, como son: la segregación de hormonas, el cambio de humor y estado de animo, además de la modificación de ciertas partes del cerebro y hasta tener una percepción diferente de la realidad. 

Por último, les comparto el siguiente vídeo donde se puede apreciar como el dar y ser generoso con nuestras parejas puede atraer un incremento en nuestros niveles de Dopamina y Felicidad. Este experimento se llevo a cabo con parejas Danesas y sus descubrimientos son asombrosos.


Anuncios

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s