La oxitocina, la hormona del amor o del afecto

La hormona oxitocina, también conocida como “molécula del amor”o la “hormona del afecto”, porque la glándula pituitaria la libera cuando abrazamos a alguien. Sin embargo, es una neuronahormona mucho más compleja, que afina las tendencias sociales del cerebro. Su principal función es desarrollar y fortalecer lazos sociales, por eso se le libera al abrazar, así como en el sexo y el amamantamiento. Un alto nivel de oxcitocina nos hace querer relacionarnos con otros. Genera un ansia de trato social, ya sea a través del tacto, un mensaje de texto o una cerveza compartida.

La oxitocina también aumenta la capacidad de nuestro cerebro para percibir y comprender qué piensan y que sienten los demás. Incrementa nuestra empatía e intuición. Cuando el nivel de oxcitocina es alto, tendemos a confiar en y ayudar a quienes nos importan. Al volver más sensibles al trato social los centros de recompensas del cerebro, la oxcitocina incluso aumenta la agradable sensación de bienestar que obtenemos del hecho de interesarnos en los demás.

No obstante la oxitocina se ocupa de algo más que las relaciones sociales. También es una sustancia química de la valentía. Desalienta una reacción de miedo en nuestro cerebro, suprimiendo la inclinación a congelarnos o huir. Esta hormona no sólo nos hace desear un abrazo; también nos vuelve valiente.

¡Qué hormona tan buena!, ¿verdad? Algunos han sugerido incluso que la aspiremos para transitar a una mejor versión de nosotros mismos y, en realidad, ya que es posible comprar inhaladores de oxitocina en línea. Pero ésta es parte de nuestra respuesta al estrés tanto como la adrenalina, que hace nuestro corazón lata con fuerza. Durante el estrés, la pituitaria libera oxitocina para motivar las relaciones sociales. Esto significa que un estado de tensión puede ayudarnos a asumir esa “mejor” versión de nosotros sin necesidad de aspirar dicha hormona.

Cuando la oxitocina es liberada como parte de la reacción al estrés, nos alienta a relacionarnos con nuestra red de apoyo. Asimismo, refuerza nuestras relaciones más importantes, volviéndolos más sensibles a los demás. Los científicos llaman a esto la respuesta de atender-y-amistar. A diferencia de la de pelear-o-huir, asociada principalmente con la sobreviviencia, la respuesta de atender-y-amistar nos motiva a proteger a las personas y comunidades que nos importan. Y, sobre todo, nos da valor para conseguirlo.

Cuando lo único que quieres es hablar con un amigo o ser querido, es que ha entrado en acción la respuesta al estrés que te mueve a buscar apoyo. Cuando ocurre algo malo y piensas en tus hijos, mascotas, familiares o amigos, la que actúa es la respuesta al estrés que te alienta a proteger a tu tribu. Cuando alguien hace algo injusto y quieres defender a tu equipo, compañía o comunidad, ves en acción tu respuesta prosocial al estrés.

La oxitocina tiene más de un beneficio sorpresa: esta pretendida hormona del amor también es buena para la salud cardiovascular.

El corazón tiene receptores especiales de oxitocina, la que ayuda a las células a regenerarse y sanar de un microdaño. Cuando la respuesta al estrés incluye la oxicitocina, literalmente el estrés puede fortalecer nuestro corazón. ¡Esto difere mucho del usual mensaje de que la tensión puede causar un infarto! En efecto, el estrés puede inducir a un infarto provocado, por lo general, por una gran descarga de adrenalina, pero no todas las respuestas al estrés perjudican al corazón.

Investigaciones.

Uno de los estudios que comparte la investigadora Kelly Mcgonigal en su libro “Estres: el lado bueno”, relata como un grupo de investigadores estresaron a propósito a varias ratas antes de inducirles químicamente un infarto, sin embargo, se dieron cuenta que el estrés las había protegido contra el daño cardíaco. Entonces los investigadores dieron a esas ratas una sustancia que bloqueaban la liberación de oxitocina, el estrés dejó de proteger su corazón. Este estudio insinúa uno de los lados más sorprendentes de la ansiedad: que nuestra reacción a ella lleva integrado un mecanismo de resiliencia, que nos motiva a interesarnos en los demás al mismo tiempo que refuerza nuestro corazón… Concluyó la Dra. Kelly Mcgonigal.

Por otra parte, en otra investigación llevada a cabo por René Hurlemann, de la Universidad de Bonn, los científicos administraron oxitocina o un placebo a un grupo de hombres heterosexuales. Al cabo de media hora, a los varones se les mostraba una mujer que después describirían como “seductora”. La mujer debía desplazarse alrededor de los voluntarios, mientras que a los hombres se les pidió que indicaran lo que ellos consideraban una”distancia correcta” o una distancia peligrosa.

Los expertos, descubrieron que los hombres casados o con pareja a los que se les administraba oxitocina, mantenían una distancia mucho mayor cuando se les aproximaba y eran seducidos por la atractiva desconocida, en comparación con los que recibieron un placebo. Sin embargo, la oxitocina no tuvo efecto de ningún tipo en los solteros. Investigaciones previas con ratones de campo, ya identificaba la oxitocina como clave para la fidelidad en la especie animal.

El nuevo estudio evidencia, que la oxitocina puede tener un papel similar en los humanos. La oxitocina es conocida por aumentar la confianza en las personas. Por ese motivo, se suponía que los hombres bajo la influencia de la hormona se acercaran aún más a la mujer atractiva, pero ocurrió lo contrario, explica Hurlemann. Los hombres en una relación estable a los que se les administró oxitocina se mantuvieron a una distancia mayor de la mujer que los solteros.

 


Anuncios

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s