Estrés Laboral y Lista de Estrategias Antiestrés

La ansiedad y el estrés son respuestas emocionales naturales ante los peligros que percibimos. ¡Lo malo es que nuestro cerebro esta programado para sobrevivir y a menudo exagera o inventa los posibles peligro!

Los animales no humanos sólo se preocupan cuando están inmersos en algo peligroso o estresante (como una cebra que huye a vida o muerte de una leona, pero que se olvida de la leona en cuanto la pierde de vista). Nosotros, los humanos, con nuestra potente imaginación, nos preocupamos por lo real y también por lo imaginario, por amenazas que podrían no cumplirse nunca, o por cosas pequeñas muy corrientes, como una bandeja de entrada sobrecargada de e-mails, la hora pico por las mañanas o el miedo a olvidarnos de las llaves cuando salimos corriendo de casa.

El Estrés Laboral

stress-laboral.jpg

Un trabajador estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral; además, la entidad para la que trabaja suele tener peores perspectivas de éxito en un mercado competitivo.

Este estrés puede ser ocasionado por problemas domésticos o laborales. Por lo general los empleadores no pueden proteger a sus empleados contra el estrés originado fuera del trabajo, pero si pueden protegerlo contra el estrés derivado de su actividad laboral.

El Estrés laboral es la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación. Aunque el estrés puede producirse en situaciones laborales muy diversas, a menudo se agrava cuando el empleado siente que no recibe suficiente apoyo de sus supervisores y colegas, y cuando tiene un control limitado sobre su trabajo o la forma en que puede hacer frente a las exigencias y presiones laborales.

El Estrés es el resultado del desequilibrio entre las exigencias y presiones a las que se enfrenta el individuo, por un lado, y sus conocimientos y capacidades, por otro. El estrés pone a prueba la capacidad del individuo para afrontar sus actividad, y no solo incluye situaciones en que la presión laboral excede la capacidad del trabajador para hacer frente a la misma, sino también los casos en que no se utilizan los suficientemente sus conocimientos y capacidades, y esto supone un problema para el trabajador.

Peligros Relacionados con el Estrés

Características del trabajo:

  • Características del puesto:
    • Tareas Monótonas, aburridas y triviales.
    • Falta de Variedad
    • Tareas desagradables
    • Tareas que producen aversión
  • Volumen y Ritmo de trabajo:
    • Exceso o escasez de trabajo
    • Trabajos con plazos muy estrictos
  • Horarios de Trabajo:
    • Horario de trabajo estrictos e inflexibles
    • Jornadas de trabajo muy largas o fuera del horario normal
    • Horario de trabajo imprevisibles
    • Sistemas de turnos mal concebidos
  • Participación y Control:
    • Falta de participación en la toma de decisiones
    • Falta de control (por ejemplo, sobre los métodos de trabajo, el ritmo de trabajo, el horario laboral y el entorno laboral)

Contexto Laboral

  • Perspectivas profesionales, estatus y salarios:
    • Inseguridad laboral
    • Falta de perspectivas de promoción profesional
    • Promoción excesiva e insuficiente
    • Actividad poco valorada socialmente
    • Remuneración por trabajo o destajo
    • Sistemas de evaluación del rendimiento injustos o poco claro
    • Exceso o carencia de capacidad para el puesto
  • Papel en la Entidad:
    • Papel indefinido
    • Funciones contrapuestas dentro del mismo puesto
    • Tener a cargo a otras personas
    • Atender constantemente a otras personas y ocuparse de sus problemas
  • Relaciones Interpersonales:
    • Supervisión inadecuada, desconsiderada o que no proporciona apoyo
    • Malas relaciones con sus compañeros
    • Intimidación, acoso y violencia
    • Trabajo aislado o en solitario
    • Ausencia de procedimientos establecidos para tratar de resolver problemas y quejas
  • Cultura Institucional
    • Mala comunicación
    • Liderazgo inadecuado
    • Falta de Claridad en los objetivos y en la estructura de la entidad
  • Relación entre la Vida Familiar y la Vida Laboral
    • Exigencias compuestas entre la vida laboral y la vida familiar
    • Falta de apoyo en el trabajo con respecto a los problemas familiares
    • Falta de apoyo en la familia con respecto a los problemas familiares

Cómo el Estrés puede Afectar a tu Cuerpo

  • Cabeza: El humor, la ira, la depresión, la irritabilidad, la falta de energía, cambios en el apetito, problemas para concentrarse, para dormir, dolor de cabeza, problemas de salud mental como trastornos de ansiedad y ataques de pánico…
  • Piel: Acné, manchas en algunas partes del cuerpo.
  • Articulaciones y Músculos: Dolores, tensión, menor densidad ósea.
  • Corazón: Incremento tensión arterial y frecuencia latido, colesterol más alto y mayor probabilidad de ataque al corazón.
  • Estómago: Calambres intestinales, reflujo, náuseas y cambio de peso corporal.
  • Páncreas: Mayor probabilidad de diabetes.
  • Intestinos: Problemas intestinales como el síndrome del intestino irritable, diarreas y estreñimiento.
  • Sistema Reproductivo: Menos deseo sexual, menor calidad de semen, más dolor durante la menstruación.
  • Sistema Inmunológico: Menor capacidad para luchar y recuperarse de las enfermedades.

Esta capacidad para preocuparnos nos desgasta inúltilmente en cuerpo y mente. Por suerte, podemos vencer o limitar esta clase de estrés cotidiano con estas pequeñas y potentes rutinas que puedes practicar a lo largo del día.

Peter Lind, un conocido quiropráctico estadounidense, nos propone aquí una lista de estrategias antiestrés. Te invito a probarlas, hasta encontrar las que te funcionen mejor, y añadir a esa lista las tuyas propias. Busca al menos dos o tres que te ayuden a enfrentarte al estrés y… ¡disfrutarlas!

  • Llama a un amigo (un amigo optimista)
  • Lee un libro (mejor un clásico)
  • Date un baño largo y oloroso (o una buena noche)
  • Ve al gimnasio
  • Escribe lo que sientes en un diario
  • Juega con tus hijos (y deja que te contagien con su alegría)
  • Regálate un masaje
  • Date un paseo de media hora (o vive una miniaventura)
  • Compra a corta plantas o flores
  • Haz una siesta corta (diez minutos recargarán tu batería)
  • Dedica un tiempo a tu afición o hobby (un buen hobby es una extensión de ti mismo)
  • Mira un video divertido (nada mejor que unas buenas risas para relajarse)
  • Haz trabajo voluntario (hay muchas personas y causas que te necesitan)
  • Saluda a un vecino
  • Ve a una clase de yoga (o a cualquier clase dedicada a la salud cuerpo-mente)
  • Medita o reza durante quince minutos
  • Mira un episodio de tu serie preferida (¿Cuál es?)
  • Siéntate en silencio durante diez minutos (y silencia también el ruido de tu mente)
  • Ten una conversación de corazón con tu compañer@ o amigo@
  • Hazte un pequeño regalo (¿Cuándo fue la última vez?)
  • Todas estas estrategias te ayudaran a enfrentarte al estrés de forma divertida

¡Funcionan!… Pero no puedes hacerlas solo una vez. Para manejar tu estrés, haz de estas estrategias, o de otras que te gusten, un nuevo hábito.

AAEAAQAAAAAAAAIWAAAAJDExNjAzZjAyLTU5MGEtNGY0ZS1iYzhiLWExOWY5N2ViOWI5NQ.png


  • Punset, E. (2016). El libro de las pequeñas revoluciones. México D.F.: Edit. Diana.
  • Stavroula, L. (2016). La organización del trabajo y el estrés. Francia. Edit. Organización Mundial de la Salud.
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s