Manténte Sano Mientras Trabajas

G2J_AguaEden_1_sedentarismo-laboral.jpg

Hoy en día únicamente 20% de las profesiones exige actividad física. Este cambio refleja un aumento en los casos de diabetes y en los índices de obesidad. Esta epidemia de inactividad abarca todo el mundo. De Estados Unidos a India y China, la tecnología -desde computadoras hasta lavadoras- minimiza la necesidad de labor manual y nuestra salud padece las consecuencias. La forma en la que cocinamos, limpiamos, trabajamos y elaboramos productos ya no implica actividad ardua.  Según un estudio que incluyó una muestra de 17.000 trabajadores canadienses, quienes pasan la mayor parte de su día sentados tienen hasta un 54% más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón que quienes se mantienen en movimiento.

Estudios recientes sugieren que las empresas que les otorgan a sus empleados tiempo para ejercitarse incluso durante sus horarios laboral, no tienen ninguna pérdida.

De hecho, han demostrado que se puede ser más productivos si las compañías le permiten a sus empleados ejercitarse durante su jornada laboral. Incluso cuando trabajas menos horas por semana, la compensación es absolutamente positiva tanto para ti como para tu empresa. Otros estudios han revelado que a medida que la actividad física de los empleados incrementa, observan un aumento significativo en las ganancias generales.

El difunto Steve Jobs era famoso por pedirle a sus colegas y clientes que sostuvieran reuniones mientras caminaba en su colonia. Cuando un reportero le preguntó por qué lo hacía, Jobs explicó que caminar le permitía pensar con más claridad. Por lo menos asegúrate de levantarte varias veces a lo largo del día y  desplazarte por la oficina. El trabajo propicia que engordes, te enfermes y te canses. Sin embargo,incorporar movimientos en tu rutina diaria amortigua el efecto de los trabajos sedentarios de nuestros tiempos. En palabras de un investigador destacado en temas de salud pública:

“En muchos sentidos hemos hecho todo lo posible por renunciar a la actividad física así que debemos encontrar el modo de integrarla de nuevo en nuestras vidas.”

“Trabajar en Estado de Ebriedad”

banquero-se-queda-dormido-1728x800_c.jpg

Duerme menos, cumple menos. Es así de simple. Según una investigación de la Escuela de Medicina de Harvard, para la economía estadounidense, la falta de sueño supone 63 mil millones de dólares al año únicamente en pérdidas de productividad. En palabras de uno de los investigadores a cargo del estudio:

“Los estadounidenses no están faltando al trabajo por insomnio. Acuden a sus lugares de trabajo pero cumplen menos porque están cansados. En una economía sustentada en la información, es difícil encontrar un padecimiento que cause mayor efecto en la productividad”.

Según un científico que ha estudiado este tema a detalle, la pérdida de cuatro horas de sueño produce la misma disfunciones que consumir un paquete de seis cervezas. Toda una noche de insomnio es equivalente a un nivel de 0.19 por ciento de alcohol en la sangre. Esta cifra asombrosa duplica la mayoría de los límites legales.

Trabajar desvelado no es mucho mejor. Existe un motivo por el cual hoy en día cirujanos y pilotos están obligados a descansar antes de operar o pilotear un avión. En 2010, una aeronave 737 de Air India se estrelló y ocasionó la muerte de 158 personas. Cuando los peritos revisaron la grabación, escucharon “ronquidos nasales fuertes” en la cabina de mando. Este es sólo un ejemplo; cada año, cientos mueren en manos de personas que duermen muy poco. La calidad deficiente del descanso es casi dos veces más alta en aquellos cuyo trabajo les resulta insatisfactorio.

Recomendaciones para mantenerte sano en el Trabajo

  1. Pausas de Meditación: La meditación es destacada muchas veces como un excelente método para combatir el estrés que se acumula en las horas de trabajo. También que puede utilizarse para contrarrestar la depresión, el miedo y la ira y elevar los índices de satisfacción y felicidad. Treinta minutos diarios de meditación durante 3 meses fueron suficientes para que un grupo de empleados lograra bajar su nivel de ansiedad. Se trata de uno de los recursos más innovadores dentro de los hábitos saludables en el trabajo.
  2. Alimentación Sana: Según una serie de estudios, cerca de dos tercios de los trabajadores comen en sus escritorios. Y la gran mayoría no se permite hacer pausas durante la jornada laboral. Esto puede resultar en falta de concentración y menos tiempo para el pensamiento creativo. Por eso es importante respetar las horas de comida (además es un buen momento para socializar), comer más alimentos de color verde y rojo, y hacer a un lado los alimentos de color blanco (papas, panes y harinas, frituras, azúcares, cremas y aderezos, etc.). Si sientes hambre antes del almuerzo, opta por un bocadillo bajo en calorías.
  3. Dejar el Cigarro: Los empleados a menudo argumentan que estas pausas cumplen la función de aliviar el estrés. Los aspectos nocivos del tabaco, por otro lado, superan con creces los beneficios que se puedan extraer de su consumo. Lo recomendable en este caso sería proponer a los empleados una alternativa al cigarrillo para manejar el estrés, por ejemplo: Talleres de Risoterapia o Meditación, Espacios de Relajación que cuenten con algunos aditamentos como sillones, camas o áreas verdes.
  4. Evita todo el tiempo las sodas altas en calorías y los jugos dulces. Quizá te preguntes, ¿entonces que puedo tomar? La respuesta es: algo que acelere el metabolismo y que no incremente calorías, como el té verde. ¡El sabor depende de ti! Puede ser menta, limón, naranja, canela o cualquiera que te guste.
  5. Sal a caminar cada vez que tengas un descanso. Si bien, la mayoría de los trabajos requieren de estar sentados detrás de un ordenador, puedes optar por caminar cuando vayas al trabajo (aunque eso signifique levantarse más temprano) o puedes hacerlo cuando finalice tu jornada laboral. Caminar activa nuestro organismo además de reactivar el sistema cardiovascular y quemar algunas calorías.

Puede que existan muchos más consejos sobre como mantener un estilo de vida saludable en el trabajo, pero la principal recomendación es que tomes y fomentes aquella con la cuál te siente a gusto y te permita llevar un estilo de vida más sano aunque te cueste trabajo, recuerda que todo cambio de hábito es difícil al inicio, pero conforme pasa el tiempo nos vamos adaptando. La salud y la felicidad esta en tus manos.


Anuncios

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s