La Belleza y la Felicidad

En la actualidad vivimos en una sociedad donde el concepto de belleza se rige por una serie de estereotipos, como por ejemplo: la delgadez, el color de piel, la estatura, las facciones físicas, el color del pelo y de los ojos, por decir algunas. Sin embargo, estos estereotipos nunca han sido permanentes, ya que conforme el paso del tiempo las sociedades van determinando que resulta ser bello de acuerdo a la época en que se va viviendo. Por otra parte, intentar definir la belleza puede llegar a ser muy subjetivo, lo mismo sucede con la felicidad. Las terminologías varían según el ojo de quien lo aprecia.

Hace relativamente poco que los investigadores han empezado a estudiar los beneficios de la belleza desde una perspectiva científica. Por ejemplo, ¿sabías que las personas físicamente atractivas se consideran más cariñosas, fuertes y justas?, ¿que los candidatos a un trabajo con un aspecto físico más agradable tienen más posibilidades de conseguirlo?, ¿qué es más fácil que los criminales atractivos reciban penas de prisión más bajas que los que no lo son? Y la lista continua. Así que nos guste o no, el atractivo físico es un recurso poderoso. 

Por otra parte, la investigadora  Nancy Etcoff, que ejerce su labor profesional en Harvard Medical School y que dirige un programa titulado Estética y Bienestar, argumenta en su teoría que existe una geometría abstracta de la belleza donde la biología es determinante. Ello se debe a que el 50% del procesamiento superior de la corteza cerebral humana es visual, ella afirma que la percepción humana de la belleza no deriva de un condicionante cultural, un canon, sino que es de origen genético. Ella sostiene que la conducta de las personas se rige por las señales universales que publicitan el estado de salud y, en particular, la capacidad proceativa, lo que repercute en el desempeño social individual, favoreciendo a las que resultan más atractivas. 

Campañas Dove®: “Belleza Real”

En septiembre de 2004, la marca Dove® lanzo una de las campañas más grande en contra de los estereotipos de la belleza que tanto afecta a las mujeres. En un estudio que realizaron por en diversos países y con mujeres de todo el mundo, llegaron a la conclusión que solo el 2% de las mujeres en todo el mundo se perciben como “guapas”.

En Febrero de 2007,  siguiendo con este compromiso constante de ampliar la definición de la belleza, Dove® realiza otro estudio global donde reveló que el 91% de las mujeres entre 50 y 64 años creen que ya es hora de que la sociedad cambie su visión sobre las mujeres y el envejecimiento.

En 2011, Dove® hizo públicos los resultados de su mayor estudio hasta la fecha sobre la relación de las mujeres con la belleza, titulado: La verdad sobre la belleza: una revisión, que reveló que sólo el 4% de las mujeres se consideran guapas y que la ansiedad sobre el aspecto físico empieza cada vez más jóvenes. En el estudio, realizado a 1.200 mujeres de entre 10 y 17 años, la mayoría de las chicas, el 72%, dijo que se sienten tremendamente presionadas por ser guapas. También se reveló que sólo el 11% de las chicas se sienten cómodas utilizando la palabra ‘guapa’ para describirse, mostrando que existe un aumento universal en la presión sobre la belleza y un descenso en la confianza de las chicas cuando se hacen más mayores.

Percepción de la Belleza

Por otra parte, la Sociedad Americana de Cirugías Plásticas y Estéticas, reveló que en el 2006 se llevaron acabo cerca de 11.5 millones de operaciones. De éstas, el 92% por ciento fueron mujeres. Sin embargo, no sólo acuden las mujeres; según el Euromonitor Internacional, en 2007 el mercado masculino de belleza ganó en su conjunto casi 22 millones de dolares.

Pero, a pesar de ello ¿tu apariencia te hace realmente feliz? Existen estudios recientes que sugieren que el botox puede emplearse para tratar la depresión, eliminando la capacidad de fruncir el ceño. La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que cuidar la apariencia aumenta el amor propio, incluso aunque gastar miles de dólares en cirugías plásticas definitivamente sólo te haría sentir mejor a corto plazo. Realmente, ser más guapo tiene beneficios indiscutibles e, indirectamente, éstos hacen que te sientas mejor.

Sin embargo, es interesante el hecho de que las personas felices tiendan a creer que son más bellas, aunque otros crean que son bastante normales. Así que, si quieres ser más guapo, sé feliz primero. 

Para finalizar con este post, te comparto uno de los experimentos realizado por la marca Dove® que más llamo mi atención, y que además, se puede apreciar que la belleza tiene un componente psicológico; la percepción, en otras palabras; como te percibes es como te vas a comportar.

 


Anuncios

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s