Optimalismo Vs. Perfeccionismo de Tal Ben Shahar

“El mayor error que puede cometer un hombre es estar siempre temiendo cometer un error”… Elbert Hubbard

Imagina que vives una vida donde estas acostumbrado a perseguir el éxito en todas las áreas de tu vida, a no cometer errores (si ves que no puedes concluir una tarea la desechas), a exigirte a trabajar arduamente en esos objetivo que tanto quieres lograr, que no haya medías tintas (triunfas o fracasas, eres o no eres, puedes o no puedes), donde la retroalimentación la veas como una critica cuando no te favorece, y sobre todo, que tu felicidad dependa en la medida que tus sueños y triunfos se lleguen a cristalizar… ¿Te imaginas cómo seria tu vida?

mascaras-960x623

Ahora imagínate una vida estas acostumbrado a perseguir el éxito en todas las áreas de tu vida, que tengas miedo a cometer errores pero que no te paralices y puedas seguir actuando, a exigirte arduamente a trabajar en esos objetivos que tanto quieres lograr pero sin descuidar lo que te gusta hacer o con quien estar, que puedas ver puntos medios (avances importantes, pequeños objetivos alcanzados y que al mismo tiempo puedas disfrutarlos y apreciarlos) y no enfocarte únicamente en la meta final, que la retroalimentación no la veas como una critica personal cuando no es positiva, si no que puedas sacar provecho de esa información para que puedas mejorar, y sobre todo, que tu felicidad no dependa únicamente en la medida que puedas alcanzar tus sueños y triunfos, si no en disfrutar del camino por donde transitas a pesar de tener fracasos… ¿Te imaginas cómo seria tu vida?

Tal_Ben_Shahar.tif

Al igual que Tal Ben Shahar, me identificaba con la primera descripción… a veces tiendo a ser una persona Perfeccionista pero únicamente en área laboral (tengo que modificar algunas actitudes y comportamiento), aunque ya no soy tan estricto y rígido en las demás áreas de mi vida (actividades familiares, en mis pasatiempos (toastmaster, ajedrez, viajar), en el consultorio (he aprendido a que no puedo ayudar a todas las personas que acudan a mí y en los casos que no puedo hacerlo, se lo comunico al cliente inmediatamente y le doy la sugerencia para canalizarlo con algún colega de mi confianza), también con mi vida sentimental (encontrar la pareja perfecta según mi criterio) etc.)

A continuación describiré las características de las personas Optimalistas y Perfeccionista que describe Tal Ben Shahar: 

La persona Perfeccionista: Rechaza el fracaso y le tiene miedo, Rechaza las emociones negativas (únicamente importan las emociones positivas), Rechaza el éxito (piensa en metas irreales o muy difíciles de alcanzar), Rechaza la realidad, Piensa que el éxito es un camino de linea recta (los obstáculos los percibe como perdida de tiempo), Mentalidad de todo o nada, Actitud defensiva, Busca defectos, Tiende a ser Duro, Rígido y Estático.

En cambio, la contra parte del Perfeccionismo son las actitudes y pensamientos Optimalistas, 

La persona Optimalista: Acepta el fracaso, Acepta las emociones negativas (no las excluye o las reprime, como por ejemplo: llorar por tristeza o alegría), Acepta el éxito (celebra pequeñas metas o avances), Acepta la realidad, Piensa que éxito es un camino en espiral irregular (esta consciente que encontrara obstáculos y que puede aprender de ellos), Ve al fracaso como un contratiempo, Se concentra en el recorrido y en el destino, Mentalidad compleja y matizada, Abierto a sugerencias, Busca beneficios, Tiende a ser Indulgente, Adaptable y Dinámico.

Durante algún tiempo de mi vida, sobre todo en la época de estudiante, siempre estuve exigiéndome en dar lo mejor de mi en todos los aspecto de mi vida, y cuando algo no me salia bien o no cumplía con el objetivo que tenia en mente, me sentía muy defraudado conmigo mismo y dejaba de lado todo el conocimiento o experiencia que pudiera haber acumulado. Esta exigencia se hizo mayor cuando entre a trabajar, era una persona Pefeccionista, era todo o nada, no había puntos medios, ni medias tintas. Conforme fui obtenido algunos fracasos labores y perdidas importantes de seres queridos como el fallecimiento de mi padre, pude percibir que tanto lo bueno (éxito/felicidad) como lo malo (fracaso/tristeza) son pasajeras, que hay que aprender a vivir con ellas, como las personas Optimilastas que describe Tal Ben Shahar. 

Tal Ben Shahar plantea, que dedicarle demasiado tiempo a tareas que no son importantes (que no requieren mucho tiempo) conlleva a un desgaste físico y mental, y que ese tiempo puede emplearse en actividades más benéficas para nosotros como la familia, los amigos, pasatiempo y la salud misma (ejercicio y lectura).

Utilizar el tiempo de forma eficiente 

La mentalidad de todo o nada, la idea de que si un trabajo no se va hacer perfecto, más vale no hacerlo, esto conduce a la procrastinación, y de una manera más general, al uso ineficiente del tiempo. Teniendo en cuenta que el tiempo es un recurso muy valioso, el Perfeccionismo resulta sumamente caro. Cuando sea necesario, el Optimalista dedicará tanto tiempo a una tarea como lo haría perfeccionista. Pero no todos los trabajos son igual de importantes y no todos requieren la misma dedicación.

La regla del 80/20

El economista Italiano Vilfredo Pareto, observo el fenómeno del 80/20, el cual se dice de forma general, que el 20 por ciento de la población de un país posee el 80 por ciento de su riqueza; que el 20 por ciento de los clientes de una compañía generan el 80% de sus ingresos, y así sucesivamente.  

Podemos hacer un mejor uso de nuestro tiempo si invertimos nuestros esfuerzos en el 20 por ciento que nos permitirá obtener el 80 por ciento de nuestros resultados que queremos conseguir. Por ejemplo: puede que necesitemos dos o tres horas para hacer un informe perfecto, pero en treinta minutos podemos hacer un informe que sea lo suficientemente bueno para lo que queremos conseguir.

Piense en cómo organizar su tiempo según la regla del 80/20 
¿Dónde puede recortar?
¿Dónde quiere invertir más tiempo?

Espero les guste el articulo y aprovecho para desearles un exitoso 2015 y que le dediquen tiempo suficiente para cumplir sus propósitos de año nuevo, uno de mis objetivos a cumplir: “No ser un Perfeccionista en el trabajo en este 2015”.


  • Shahar, T. (2013) La búsqueda de la felicidad. Edit. Alienta. México, D.F.: Pág. 25-55.
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s