¿Y tu ya conoces tú propósito y sentido de vida?

“Tener una vida con significado o sentido tiene que ver con sentirnos conectados a algo más grande que nosotros mismos.”

Martin Seligman

El sentido de vida uno de los temas más interesantes que aborda la Psicología Positiva y aunque ha sido un poco complicado estudiarlo porque es un concepto subjetivo y abstracto (¿que significa mi vida y mis experiencias?), puede generar una amplia gama de respuestas en cada una de las personas a las que se les pregunten, pero si de algo están seguros los Psicólogos es que es importante encontrarle una razón y un significado a las actividades que realizamos para que podamos florecer y desarrollarnos aún en situaciones adversas.

Martin Seligman nos expresa que una vida con sentido es la que pasa a formar parte de algo más elevado que nosotros, y cuanto más elevado sea ese algo, más sentido tendrá nuestra existencia. Nuestras emociones positivas nos permiten conectarnos mejor con los demás, nos ayuda a encontrar una vocación de servicio, nos ilumina el camino hacia el significado y al propósito de nuestras vidas.

“Las persona que lo experimentan una vida con significado pueden describir su propio placer, éxtasis o confort.”

De acuerdo al modelo PERMA/PRISMA que nos presenta el Dr. Seligman para experimentar bienestar subjetivo/felicidad, el tener una vida con significado es un ingrediente importante. Sin embargo, hablar de propósito y sentido de vida no es lo mismo, ya que el primero esta relacionado con metas y objetivos, estos pueden ser: específicos, medibles, alcanzable, realista y en un determinado tiempo, mientas que el sentido de vida, es algo más subjetivo ya que es la forma en como nosotros le damos un significado o importancia a esa actividad que realizamos, para nosotros puede ser muy significativa pero para otras personas puede carecer de sentido alguno, por ejemplo:

Ryan-Hreljac-1
Ryan Hreljac, un joven canadiense que con solo nueve años comenzó a juntar fondos para abrir pozos de agua potable en África. Esta historia comienza a raíz que su maestra les explico que en el continente Africano muchos niños morían a causas de no tener agua potable, esto genera un impacto profundo en Ryan (no todos los compañeros de clases reaccionan de la misma forma), y durante los siguientes meses, estuvo trabajando y ahorrando dinero para donarlo y realizar un pozo de agua. En la actualidad Rayan ya es mayor de edad y tiene una fundación para realizar pozos de agua potable y ha inaugurado cerca de 432.

La Psicóloga Viviana Blas en su libro La Inteligencia Optimista, explica un ejercicio muy sencillo y de mucha utilidad para poder generar un propósito y sentido de vida:

Descubre tu misión: Tu misión te pone en contacto con el propósito que quieres conseguir en esta vida, define cual va a ser tu aporte a la humanidad; la huella que dejaras en los otros y por el cual serás recordado. Permite que afloren cualidades que tienes, los dones con los que has venido y tus habilidades naturales. Estas capacidades innatas te muestran las actividades en las que puedes desarrollarte con facilidad, te conectan con lo que te gusta hacer, te hacen sentir que eres útil, que tienes algo para dar a la comunidad. Algunas preguntas que pueden orientarte para encontrarlas son:

  • ¿Cual es el propósito más grande con el que deseas comprometerte?
  • ¿Que legado te gustaría dejar en este mundo?
  • ¿A través de qué capacidades puedes expresarte?
  • ¿Qué te apasiona hacer?

Construye tu visión: La visión es esa imagen interna que te conecta con tus sueños. ¿que sueños tienes pendientes?, ¿cómo te ves en un futuro? La visión es lo que te permite visualizar cómo quieres ser en un futuro como individuo, cual es el estado al que deseas llegar y que situación quieres hacer realidad. Te guía para alcanzar ese estado deseado. Tu visión te conecta con la orientación que quieres darle a tu vida. Algunas preguntas que pueden guiarte para encontrar tu visión son:

  • ¿Qué aspiras llegar a ser?
  • Qué estado deseas lograr?
  • ¿Qué capacidades te gustaría desarrollar?
  • ¿En qué ámbito te gustaría desplegarlas?
  • ¿Cómo te ves de aquí a unos años?
  • ¿Que situación te gustaría hacer realidad?

Valores: Los valores son las pautas que orientan nuestro comportamiento y nos permiten realizarnos como personas. Nos facilitan la ejecución de determinadas acciones y nos restringen en otras. Nos permite restringir entre lo bueno y lo malo. Nos guían en nuestras elecciones y nuestros intereses. Cuando conocemos los valores de una persona, podemos predecir su comportamiento Un vínculo de confianza se construye cuando se comparten los mismos valores. Algunos valores fundamentales del ser humano son: Respeto, Libertad, Amor, Fidelidad, Solidaridad, Honestidad, Responsabilidad, Prudencia, Servicio, Superación, Autenticidad, Bondad… entre muchos más.

  • ¿Qué valores te guían para lograr tus objetivos laborales?
  • ¿Qué valores están presentes en tu relación de pareja?
  • ¿Cuales son los valores que imperan en tu familia?
  • ¿Qué valores pones en juego en tus amistades?
  • Construye tu propio marco de valores

Las personas necesitamos tener un significado a lo que hacemos, vivir sin metas, sin valores o ideales terminaríamos angustiados, pesimistas, depresivos, insatisfechos y posiblemente enfermos.

Para tener un buena calidad de vida y vivirla con un sentido, es necesario poner en practica nuestras habilidades, talentos y conocimientos, enfocados a una meta especifica para poder ayudar a otras personas de forma directa o indirecta. Lo importante es tener esa brújula interna que nos vaya guiando para que no perdamos el camino, porque sabemos que tenemos un destino a donde ir y que debemos disfrutar del trayecto para sentirnos plenos.

Para finalizar este tema les comparto una pequeña reflexión donde expresa la esencia del propósito o sentido de vida…

Un día paseaba por la ciudad un próspero comerciante hindú y se encontró con un mendigo que pedía una limosna. Sintió lástima de ese pobre hombre y le dio dos monedas. Al finalizar el día, se volvieron a reencontrar cerca de la plaza y el comerciante le preguntó: ¿qué has hecho con las dos monedas de esta mañana? A lo que el mendigo respondió: Con la primera me he comprado pan, para tener de qué vivir, con la segunda me he comprado una rosa, para tener por qué vivir.


Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    no me sirve

    Me gusta

  2. Anónimo dice:

    para nada

    Me gusta

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s