La vida secreta de Walter Mitty

Como cada navidad y año nuevo uno de mis rituales favoritos es ir a cine. Desde 1999 a la fecha, no he dejado pasar un navidad sin dejar de ir. Alguna películas me han gustado, otras me han sorprendido y algunas otras me han aburrido, pero la película que fui a ver este año, me ha dejado un hermoso mensaje.

A mediados de noviembre, esperaba la película; la increible vida de Walter Mitty, protagonizada y filmada por Ben Stiller. Buena fotografía, excelente dirección, buen maquillaje, efectos de sonido y visuales estupendos, buen guion, en fin. No dudo que tengo algunas nominaciones a los Oscares del siguiente año. Pero mas que un film bien realizado, el mensaje que deja la película tiene que ver mucho con lo que vivimos como sociedad.

¿Cuantas personas no viven de ensueño? ¿Cuantas personas que conoces, preferirían trabajar en otra cosa y no en lo que están realizando? A mí me sucedió, durante mucho tiempo vivía en un estado de ensueño, cada dia, cada noche y en muchas horas gastaba mi energía imaginando en hacer aquello que no podía hacer y no porque no pudiera, si no porque no me atrevía a experimentarlo.

Correr riesgos, equivocarse, aprender cosas nuevas, explotar tus talentos (aunque no vivas de estos), viajar a países desconocidos aunque no hables el idioma, sentir la adrenalina durante una aventura, entablar conversaciones con desconocidos, encontrarte contigo mismo… a todo eso le llamo: El arte de vivir y lo vengo a confirmar con esta película de Ben Stiller.

Hace aproximadamente 3 años realice un viaje que cambio mi perspectiva de ver la vida. Fue en un viaje a Estados Unidos, iba a viajar solo, no hablaba el idioma ingles, nunca había tomado un vuelo internacional, y tenia mucho miedo a irme a vivir fuera de casa… Durante el transcurso de ese viaje me sucedieron muchas cosas curiosas, lo primero que aprendí fue que cuando tu corazón y tus pensamientos te dicen que tienes que cambiar, tienes que hacerlo, yo me encontraba en una zona de confort y no estaba aprendiendo nuevas cosas “El agua que se queda estancada se pudre”.

En segundo lugar, aprendí que no necesitar hablar un idioma para poder comunicarte; mi viaje era de California a Maryland pero hice escala en Atlanta. Era media noche, había mucha gente en el aeropuerto y no veía personas latinas por ningún lado, lo primero que hice fue revisar en que hangar se encontraba mi avión, ya que en el boleto no decía. Observe la pantalla donde anuncian las salidas y me di cuenta que era en el hangar 4, yo me encontraba en el 1, ese día supe que el aeropuerto de Atlanta es uno de los mas grandes de Estados Unidos. Estaba perdido, no sabia a donde dirigirme, y tenia miedo a preguntar, me daba pena, pero en ese momento algo dentro de mi, me dijo; “toma el camino de la derecha”, así que lo tome, continué caminando hasta que me tope con dos desviaciones, nuevamente algo dentro de mi, me dijo; “toma el camino de la izquierda”, y lo hice, tome el camino de la izquierda y volví a caminar por unos cinco minutos, hasta que me tope con una pareja de ancianos y con mi pésimo ingles intente comunicarme pero no me entendían para nada, así que les mostré mi  boleto y con algunas señas les comunique que buscaba el hangar numero 4, el señor señalo las puertas de un tren que se encontraba a un costado, me insistió que tenia que tomarlo. Cuando me acerque me percate que se dirigía a los hangares 2, 3 y 4… “A veces hay que seguir tus instintos”

En tercer lugar aprendí que las personas te pueden sorprender mas de que crees. Durante ese viaje conocí a dos personas que fueron importantes para mi, pero solo hablare de uno en especial, de Mr. Kim. El era un joven, no tenia hijos y sus padres eran Coreanos aunque el era Americano. Trabaje con el en su licorería, era muy huraño, no tenia novia ni hijos, siempre se la pasaba trabajando, tenia un carácter explosivo, si hacia algo mal se molestaba demasiado, pero tenia cualidades que no había visto en ninguna otra persona a la que le haya trabajado. Mr. Kim cada mes realizaba una cena a sus trabajadores en algún restaurante lujoso y podíamos invitar a nuestras familias, en una ocasión, recuerdo que llegamos a un restaurante en Washintong D.C. y al entrar todos los hombres estaban vestidos de traje y las mujeres con hermosos vestidos, en cambio nosotros, los trabajadores de la licorería y Mr. Kim veníamos en Jeans y sudaderas sport. Esa noche fue genial, me la pase muy bien, era la primera vez en mi vida que entraba a un restaurante muy lujoso… El ser agradecido es importante, si bien la fortuna de Mr. Kim no venia de la licorería (tenia otros negocios) nosotros eramos las personas con los que pasaba mas tiempo, ¿Por que no agradecer con detalles a las personas que hacen realidad tus sueños? 

En cuarto lugar aprendí que la mejor competencia no es con los demás, sino con uno mismo. Constantemente mis compañeros de trabajo comparaban mi desempeño con el suyo, eso llego a fastidiarme, y entrar en competencia con ellos. ¿Quien es mas rápido? ¿Quien es mejor? ¿Quien, quien, quien y quien? Siempre va haber alguien mejor que tu en lo que hagas y te dediques, aun cuando seas experto, pero lo importante no es trabajar duro para ser el mejor en lo que haces, sino para ser mejor persona. Mr. Kim me dijo una vez; “Si quieres tener dinero tienes que crecer primero por dentro”. Mr. Kim pasaba horas en su licorería a pesar de tener mucho dinero ¿Por que pasaba tanto tiempo en su negocio pequeño, pudiendo poner a alguien de encargado? Bueno, su historia es la siguiente: Tres años antes que lo conociera, Mr. Kim y su padre manejaban sus negocios desde la licorería, su padre era socio de un centro comercial enorme, en el estado de Maryland y poseía algunos locales en otros lugares. Mr. Kim tenia un pequeño vicio; que era jugar la lotería. Un día, junto con un amigo se la pasaron apostando y perdieron en una noche medio millón de dolares. Su padre tuvo que vender sus acciones y los locales para que su hijo no fuera a la cárcel. Mr. Kim paso llorando semanas y como castigo su padre le dijo que iba a traspasar la licorería, que tenia que buscar trabajo, empero, su hijo le propuso recuperarle el dinero con la condición de que le dejara el local… Cuando me regrese a  México el me pago mi boleto de avión como regalo de navidad. Nunca le pregunte a Mr. Kim sobre la historia que me contaron sus trabajadores. Pero tenia una ética muy marcada de trabajo y mucha disciplina en su negocio. Las mejores lecciones no las aprendes de una forma agradable…

Anuncios

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s